Firma-Ana-C-Franco

Mis lugares favoritos (o salvarse de una misma).

Por Ana Cristina Franco. Ilustración Luis Eduardo Toapanta. Antes de suicidarse, Sylvia Plath dejó una nota en la puerta de su vecino en la que le pedía que, en caso de leerla, llamara a su psi­quiat...
Firma--Ana-Cristina-2

Primero de enero.

Por Ana Cristina Franco. Ilustración Luis Eduardo Toapanta. Edición 429 – Febrero 2018. Tomar vitamina C, comer más fruta, hacer jugo todas las mañanas, con linaza y con apio si quieres bajar de peso...
Firma---Ana-C-Franco

Setenta años. Un minuto.

Por Ana Cristina Franco. Ilustración Luis Eduardo Toapanta. Edición 428 – enero 2018. Se conocieron en el correo, enviando una carta. ¿Puede empezar mejor una historia de amor? Ella enviaba una carta...
Firma-Ana-C-Franco0

Cesárea.

Por Ana Cristina Franco. Ilustración Luis Eduardo Toapanta. Edición 425 – octubre 2017. Desde que tengo uso de razón he escuchado a mi madre hablar de contracciones, de dilatación, de pujos. Ca...
Firma--Ana-C-Franco---0

Conversaciones imaginarias con mi mejor amiga.

Por Ana Cristina Franco. Ilustración Luis Eduardo Toapanta. Edición 424 – septiembre 2017. “No me convencen esas nostalgias reaccionarias: pretender no seguir creciendo, eso es la nostalgia”. A...
Firma--Sobremesa--419

Sobremesa.

Por Ana Cristina Franco. Ilustración Luis Eduardo Toapanta. Las manos de mi madre llegan al patio desde temprano, todo se vuelve fiesta cuando ellas juegan junto a otros pájaros que aman la vida y la...
Foto Fragmentos nupciales

Fragmentos nupciales.

Por Ana Cristina Franco. Ilustración Luis Eduardo Toapanta. Escena 1 Seis personas —seis quiteños, para ser exactos— sentados alrededor de una mesa. Los prometidos, sus respectivos pa­dres, todos alt...
franco

Tres

Por Ana Cristina Franco   Muchos amigos se fueron antes que yo y me dejaron solo, por eso si en invierno hace frío,  bajo al infierno un poco… Andrés Calamaro   Él: me indujo a comprar mis ...
franco-17

Helado de piña y Bob Dylan

Por Ana Cristina Franco   Entonces se me ocurre una idea: salir a comprar un helado de piña y hierbabuena en la Remigio, una de las avenidas clave de Cuenca. La tarde está soleada y una pequeña fuerz...