Una comunidad que se desarrolla en el páramo

Como si de un cuento se tratara, había una vez un pueblo muy pobre, muy pobre localizado al pie el Chimborazo, que, bajo la inspiración de un hado bueno y la intervención de un hada suiza, comenzó a descubrir nuevas maneras de enfrentarse a la vida, fue saliendo de la miseria y ahora exporta sus artesanías a Europa, lo cual permite a sus habitantes vivir mejor.  El relato es de Galo Vallejos en su artículo sobre Simiatug.


Pin It