Hambre.

Por Ana Cristina Franco. Ilustración: Luis Eduardo Toapanta. Edición 454 – marzo 2020. En El nuevo Zaldumbide, Salvador Izquierdo se refiere a una carta en la que Joaquín Gallegos Lara, como va...

Yo, carnívora, longa y mala feminista.

Por Ana Cristina Franco. Ilustración: Luis Eduardo Toapanta. Edición 453 – febrero 2020.   Cuando tenía quince años los conciertos de rock eran conciertos de rock. Todos andábamos por ahí, desgreñado...

Siempre es personal.

Por Ana Cristina Franco. Ilustración: Luis Eduardo Toapanta. Edición 451 – diciembre 2019. Después de casi un mes del paro nacional, mi esposo y yo no nos dimos cuenta de que era nuestro aniver...

El primer día de clases.

Por Ana Cristina Franco. Ilustración: Luis Eduardo Toapanta. Edición 449 – octubre 2019. Tenía tres años y las guarderías me causaban una mezcla de terror y náusea, depresión y vacío existencia...

Mapas mentales.

Por Ana Cristina Franco. Ilustración: Luis Eduardo Toapanta. Edición 448 – septiembre 2019. Mi ojo izquiedo ve muy poco. No sé por qué. Siempre lo he asumido como una raíz sombría conectada al incons...

Romanticismo y fracaso.

Por Ana Cristina Franco. Ilustración: Luis Eduardo Toapanta. Edición 447 – agosto 2019. Había una vez dos amigos. El uno era robusto, el otro flaco. El uno prefería el café, el otro el té de ma...

Ingenio humano.

Por Ana Cristina Franco. Ilustración: Luis Eduardo Toapanta. Edición 446 – julio 2019. A mis 33 años, entendiendo amargamente que soy parte del mundo adulto, decidí aprender a manejar. Imaginé ...

Quiteños en la playa.

Por Ana Cristina Franco. Ilustración: Luis Eduardo Toapanta. Edición 445 – junio 2019. Mi mamá me contaba que en los setenta sus idas a la playa eran bellas y catastróficas. Después de viajar a...

La cámara invisible.

Por Ana Cristina Franco. Ilustración: Luis Eduardo Toapanta. Edición 444 – mayo 2019. Cuando nació mi hijo descubrí otra ciudad. En realidad, descubrí dos. La primera era silenciosa, cubierta de nebl...